Problemas de la Eyaculación precoz y cómo tratarlos

Problemas de Eyaculación Precoz

Algunos problemas de eyaculación precoz a nivel psicológico son de gran relevancia para la salud mental del hombre.

A continuación se pueden enumerar algunos:

• Ansiedad: Es uno de los padecimientos adjuntos a la eyaculación precoz, que se hace evidente por un nerviosismo poco controlable.
• Depresión: En casos más crónicos el paciente podría presentar depresión y una fuerte desvalorización personal.
• Irritabilidad: Algunos hombres pueden mostrarse muy irritables, como consecuencia de su insatisfacción.

Causas de la Eyaculación Precoz

Hay causas de la eyaculación precoz que no son tan evidentes y para detectarlas se debe hacer una evaluación exhaustiva del paciente.

Estas son de tipo transitorias:

• Medicamentos: Ciertos medicamentos como Kamagra super p force, España permite su venta, alteran el desempeño sexual del hombre (Super p force Jelly).
• Accidentes o situaciones de impacto: El estrés postraumático luego de un accidente o de experimentar una situación de peligro, puede causar eyaculación precoz.
• Estrés: En la mayoría de los hombres puede generarse estrés laboral o económico que lo lleva a niveles de desequilibrio.

Tratamiento de Eyaculación Precoz

Existen varios tratamientos de eyaculación precoz, tales como la psicoterapia y los fármacos. Estos son los más comunes, pero existe otra alternativa combinable. Se trata de técnicas para retardar la eyaculación:

• Relajación y meditación: Bajan los niveles de estrés y ansiedad que el paciente eyaculador precoz suele presentar.
• Detener la eyaculación: Cuando se sienta que es el momento del clímax, se puede parar la estimulación. Necesita práctica constante.
• Comprimir el pene: Se trata de hacer presión en el extremo del pene que se une al glande justo antes de eyacular.

Tipos de Eyaculación Precoz

Los tipos de eyaculación precoz se pueden clasificar según su grado de severidad:

Grado 1: Se genera en circunstancias de particular estrés, ansiedad o inactividad sexual.

Grado 2: Se considera una condición crónica.

Grado 3: Patología psicológica por los niveles de ansiedad a los que se puede llegar.

Grado 4: Se considera la eyaculación precoz como un síndrome.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *